Una mirada a África como tablero de la geopolítica internacional

lunes, 22 de junio de 2009

El extraño "despido" de los funcionarios del Sáhara español (I)

¡¡¡Ya estamos de vuelta!!!Con las baterías recargadas tras este receso creo que lo primero es ahondar en un asunto del que me enteré justo mientras preparaba la mochila y que tiene que ver con uno de los muchos enigmas que proliferan en las relaciones hispano-saharauis: el del extraño despido, por llamarlo de alguna forma, de los saharauis que en noviembre de 1975, cuando Marruecos invadió el Sáhara español, trabajaban como funcionarios de la Administración de lo que todavía era “una provincia tan española como Cuenca”. ¿Qué pasó con ellos?

Lo lógico sería pensar que al comprobar la inacción de las tropas españolas y su complicidad con los invasores, la mayoría de estos funcionarios salieran corriendo hacia el desierto para salvar sus vidas y las de sus familias. Eso es precisamente lo que hizo Mohamed Fadel Alí Brahim, funcionario de Hacienda en la entonces todavía provincia española del Sáhara español.

Si este funcionario abandonó su puesto de trabajo, evidentemente, no fue precisamente porque se tomase un sabático indefinido. Lo mismo ocurrió con los militares saharauis, por ejemplo, a los que luego se les reconoció derecho a pensión como a cualquier militar español y se les siguió atendiendo en hospitales militares como el Gómez Ulla. Pero, ¿qué pasa si un funcionario español como Mohamed Fadel, aprovechando la implantación del alto el fuego de la ONU, logra salir de su escondrijo entre las arenas, viajar en camello hasta un aeropuerto, volar hacia la península y volver a ese trabajo del que nunca se despidió?


Eso es precisamente lo que está en juego en una setencia que se deberá dictaminar tras una vista no pública que se celebrará el próximo día 24. El abogado de Mohamed Fadel es Francisco Fernández Goberna el mismo letrado que el pasado verano logró sacar al opositor guineano Severo Moto de la cárcel de Navalcarnero adonde le habían enviado de veraneo los jueces de la Audiencia Nacional que, cuando se trata de Marruecos y Guinea, siempre andan más preocupados por la buena salud y tranquilidad de los dictadores que la de las víctimas de sus abusos.

2 comentarios:

Nómadas dijo...

Querida Ana, como siempre muy oportuno estos toques de atención para una sociedad vaciada de recuerdos y amnésica de precedentes que son los que han forjado nuestra sociedad ... que lástima y gracias por tus apuntes. Lo subiré a la página del amigo Armengol y ánimo...por cierto, mi hermano es de Sidi Ifni y yo viví algunos años en el Aiún... que cosas.

Juanma

Alex Johnny dijo...

me encanta lo que escribes.

Compartir en redes sociales