Una mirada a África como tablero de la geopolítica internacional

sábado, 6 de junio de 2009

ENFOQUE/ Elecciones europeas: ¿Y por qué no votar por el Sáhara?



Manifestación en Madrid por el Sáhara, en novembre de 2007. Ellos, los saharauis, ya lo tenían claro.

Esta vez no ha ha habido lemas desde las asociaciones de solidaridad y amistad con el pueblo saharaui como el que se lanzó en las votaciones de 2008: “A la hora de votar el sahara se va a notar”. Me sorprende porque, si hay unas elecciones en las que el asunto del Sáhara debería ser tomado en cuenta por los simpatizantes de la lucha del Polisario es precisamente en esta ocasión, en unas elecciones europeas en las que la política exterior de Bruselas , arrastrada por la locomotora que conducen el Gobierno de Sarkozy y Zapatero, tiene el rumbo puesto a una jugada con la que dar una puñalada certera al pueblo saharaui: el reconocimiento europeo de la anexión marroquí del Sáhara por la vía del Estatuto Avanzado aprobado con Marruecos.

Me parece extraño que, ante un acontecimiento de este calibre (la negativa en Bruselas a dejar claro que el Sáhara no está incluido en ese acuerdo, como ha hecho EEUU en sus acuerdos similares) la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS- Sáhara) se haya limitado a enviar un resumen de lo más escueto a sus simpatizantes sobre cuál es la referencia al asunto del Sáhara en los programas de los partidos españoles. Vale que en las asociaciones se ha puesto mucho énfasis últimamente (en el acto de UpyD y en las Jornadas del Círculo, por ejemplo) en que las asociaciones siempre han tenido mucho cuidado en no hacer política partidista pero, al final, con tanto cuidado para no herir susceptibilidades, se puede también acabar haciendo política a favor de partido por defecto.

Porque no nos engañemos: a afectos prácticos, contribuir a que el personal no se fije o no de importancia a la marrullería en la que están conchavados actualmente el PSOE y PP (con apoyo de otras fuerzas incluso en el arco nacionalista), es el mejor preventivo para que no cunda la tentación de castigar con la abstención, el voto nulo o, también, el desvío del voto a un partido que compita en el tramo ideológico correspondiente a cada uno de los dos grandes. Un castigo para el que el momento es de lo más oportuno puesto que hay cierto consenso en que esta campaña electoral, si se ha caracterizado por algo, es por el tono gris-anodino, la falta de ideas tanto del PP como del PSOE y el que no nos juguemos nada clave para nuestra rutina diaria puesto que ninguno de los dos grandes ha hablado de política europea y, sobre todo, gane el que gane, están de acuerdo en que Durao Barroso siga siendo el presidente europeo. Conclusión: al igual que ha ocurrido en otros países de Europa, en esta ocasión tanto PSOE como PP, quieren el voto de los españoles para legitimar su posición exclusivamente en clave interna.

En cualquier caso, tomemos el resumen de CEAS-Sáhara. Lo que queda claro es que UpyD, el partido de Rosa Díez, es el único que en su programa incluye una acción inequívoca para neutralizar la marrullería con la que PSOE y PP están de consenso para que en Bruselas hagan lo que ellos no pueden hacer en Madrid sin que se note mucho y, luego, hacer como que no han roto un plato (“fue cosa de Bruselas”). Ahí, e la parte correspondiente al partido rosa se dice sin rodeos: “Rechazaremos de modo explícito la inclusión de los caladeros y bancos de pesca en aguas de Sáhara Occidental en el tratado de pesca a firmar en breve entre la UE y Marruecos, y que, como paso previo a la firma del Tratado de Libre Comercio en 2010, se exija en el Parlamento Europeo al gobierno de Marruecos el respeto de las resoluciones de Naciones Unidas sobre Sáhara Occidental”.

Como dice el resumen, IU es la otra fuerza política parlamentaria que en su programa electoral “refleja una preocupación real y argumentada por este tema”. Sus dirigentes se han preocupado en poner el acento en la denuncia de las violaciones de los derechos humanos por parte de Marruecos y en señalar la burda manipulación con la que Marruecos (con la colaboración de PSOE y PP) está vendiendo la burra de que ha hecho grandes progresos democráticos. Tambien destaca este partido su compromiso con “el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, sobre las bases de las resoluciones 1754 y 1783 de las Naciones Unidas” y promete que en el Parlamento europeo, “IU seguirá denunciando esta situación (la violación de los derechos humanos) y exigirá que Marruecos respete los tratados”. Se echa de menos, sin embargo, una más clara referencia a la cuestión clave de la lucha contra el reconocimiento de la soberanía marroquí implícito en los acuerdos de pesca y de comercio que puede condenar a los saharauis a ser víctimas de los derechos humanos de forma indefinida.

Por lo que se refiere al PSOE y el PP, quien esté informado puede sacar sus conclusiones: el PSOE se vuelca en la defensa del objetivo estratégico que para su programa es la defensa de “la creación de un estado palestino independiente y democrático” pero no dice lo mismo para el Sáhara, donde se limitan a apuntar su apoyo a una “solución justa, aceptable por las partes y duradera para el Sáhara Occidental de acuerdo con las Resoluciones de la ONU” que no dice cuál es pero, por lo que ya ha dicho Moratinos por activa y por pasiva lo sabemos muy bien: que el Polisario claudique y acepte la anexión a Marruecos sin referéndum, aceptando el supuesto plan de autonomía que propone Mohamed VI.

En cuanto al PP, se destaca que este partido en su programa electoral “no hace ninguna referencia al Sáhara ni a los saharauis” y que, sin embargo, habla positivamente del Estatuto Avanzado con Marruecos. Basta con repasar las recientes declaraciones de Gustavo de Arístegui en el Congreso para hilar esta “no referencia” con ese dúo que el diputado del PP viene protagonizando desde agosto con Moratinos para contribuir a ese argumentario con el que Zapatero le está entregando llave en mano el Sáhara a Sarkozy y Mohamed VI: que si la culpa de que las conversaciones de Manhasset no prosperen es de la inflexibilidad y radicalización del Polisario (obviando que Marruecos es una potencia que ocupa ilegalmente un territorio); que si la culpa de esta cabezonería saharaui la tiene la utopía del movimiento solidario y las fantasías que propicia en los líderes del Polisario; que si la autodeterminación no tiene por qué materializarse en una independencia; alusiones al extremismo nacionalista e izquierdista del Polisario con el que se intenta crear una falsa similitud ente causa saharaui y terrorismo vasco…Vamos todo lo necesario para confundir a sus militantes y que le hagan el juego a Moratinos.

Si los simpatizantes del Sáhara del PP (que también los hay) tienen motivos para sentirse abochornados por estas lamentables declaraciones de Arístegui o las de otros de sus representantes en las islas Canarias, los del PSOE también tienen lo suyo, entre Moratinos que dice cosas parecidas a Arístegui y el número uno de sus listas, Juan Fernando López Aguilar que proclama abiertamente que “la historia no tiene marcha atrás” (si se trata de la ocupación marroquí del Sáhara) y fue responsable en su etapa de ministro de Justicia de poner en marcha el reconocimiento de que hubo unas víctimas españolas del terrorismo saharaui (cuando en realidad fueron víctimas de la guerra internacional que estalló en el Sáhara en 1975) que podría convertir al Polisario en una vulgar ETA. Ya lo conté en ese artículo que me ha costado varios disgustos del Terrorismo y guerra en el Sáhara...

Qué casualidad que López Aguilar sea canario y que uno de los puntos estelares de la política que va a promover su partido en Bruselas se centre en un plan de regionalización integradora canario-magrebí que cuenta con una futura “región” autónoma del Sáhara y mucho dinero en ayudas europeas para que Canarias se convierta a cambio en una plataforma de negocios e inversiones hacia los vecinos africanos; y que, coincidiendo con ello, Moratinos haya destacado en el Congreso que la presidencia española de la Unión Europea que España asumirá en 2010 dará un papel relevante en ese semestre a… Canarias.

Yo, sin embargo, si fuese del PP, me preocuparía más por los orígenes y motivaciones de esa extraña metamorfósis que ha convertido el Sáhara en un punto de consenso (mucho antes y mucho menos explicable que la convergencia sobre el País Vasco) entre PSOE y PP.

Por cierto, que en las Jornadas sobre el Sáhara del Círculo de Bellas Artes fue llamativa la aversión visceral de algunos simpatizantes de la causa saharaui (evidentemente de izquierdas) a reconocer que las declaraciones de Arístegui en agosto marcaron un viraje del PP de Rajoy con el que se dio carpetazo a una línea muy distinta a la que se había mantenido desde el segundo mandato de Aznar. Curiosamente suele ocurrir con quienes defienden con cierto entusiasmo que el PP siempre estuvo contra el Polisario y luego añaden lo de que “todos son iguales”, es decir, que no hay ninguno que sea peor.

Estos militantes del “todo son iguales-para qué hacer nada” deberían comparar el resumen de este año con las notas que el propio presidente de la CEAS-Sahara elaboró para las elecciones de 2008, sobre una entrevista que mantuvo con Jorge Moragas (por ser el encargado de las relaciones intrnacionales del PP) sobre el tema. Sólo con ello, basta para apreciar el cambio muy llamativo entre uno y otro representante y momento del PP. Aunque, mucho más ilustrativo, creo yo, fueron los titulares y regocijo con que la prensa oficialista marroquí (diario Le Matin, la agencia MAP) celebró en agosto “el cambio de tono del PP” sobre cómo abordar una solución para el conflicto del Sáhara Occidental.

Hay varias piezas citables pero, puestos a elegir, yo me quedaría con el editorial de Le Matin del 10 de agosto de 2008 y, en especial, con la parte en la que celebra que ese viraje de Arístegui convergiese con las escandalosas declaraciones que acababa de hacer el entonces enviado personal del secretario general de la ONU para el Sáhara, Peter Van Walsum (el que dijo que “la independencia del Sáhara no es un objetivo realista”, entre otras curiosidades).

Dice el texto de esta publicación nada sospechosa de ser aznarista, sino más bien todo lo contrario: “las dos declaraciones, una del Partido Popular que, bajo José María Aznar jamás se hizo a la idea de que el Sáhara constituye una causa nacional sagrada para Marruecos, la otra de un alto responsable de Naciones Unidas mandatado por el secretario general Ban Ki-moon, se inspiran en el realismo que hoy es a la solución del conflicto lo que la legalidad es al derecho…Hay que estar de enhorabuena, en suma, de que el Partido Popular española haya vuelto a la razón y encarne el partido del derecho! “

Así que, según el periódico de palacio (el de Mohamed VI), alguien había abandonado la razón y el derecho en el asunto del Sáhara…Desde luego no fue Arístegui porque, acto seguido va Mohamed VI y en setiembre le condecora con el Wisam alauí, el máximo galardón marroquí que dan en Rabat (una especie de Premio Príncipe de Asturias) por “la permanente promoción de las relaciones de amistad-hispano marroquí a lo largo de su trayectoria política”. Vamos que, si Arístegui había hecho algo que no le había gustado al rey marroquí en relación al Sáhara debió ser obedeciendo a superiores y, en contra de los impulsos de su corazón.

3 comentarios:

Antònia P. dijo...

Ana, no sé si sabes que CEASS tenía previsto presentar una candidatura a estas elecciones y, finalmente, tuvieron que desestimar esta iniciativa porque fueron "advertidos" de que nada volvería a ser igual si lo hacían. El compañero que me lo explicó me dijo que ni unos, ni otros, ni los de más allá se habían ensuciado "los guantes" en esta mierda. No, lo advirtieron a los saharauis, quienes con esa innata cortesía que les caracteriza, transmitieron el mensaje diciendo que, naturalmente, hiciera la CEASS lo que considerara oportuno pero...
Nadie pronunció nombres ni siglas. No hizo falta. El mensaje y la amenaza velada estaba ahí para el buen entendedor.
Si es absolutamente inmoral poner sobre la mesa de negociaciones el hambre y el derecho a la salud de los refugiados , utilizarlos electoralmente es un canallada además de una indignidad.
Esto de los DDHH en el Sahara ocupado es un tema que hace mucho tiempo que me tiene mosqueada. Es cierto que los DDHH no se respetan y todo el mundo denuncia, reproduce estas violaciones en blogs y webs pero este no es el debate aunque se tenga que denunciar. Si hoy mismo, en este mismo momento, se respetaran los derechos más elementales en el Sahara occidental, el problema continuaría siendo el mismo: descolonización inacabada y derecho a la Autodeterminación con las 3 opciones entre las que se debería incluir la de INDEPENDENCIA. Y los iniciativeros-ecologistas- izquierdosos- unidos que digan lo que quieran, como dijeron de manera anónima en uno de mis dos blogs. Cantaron las excelencias de Meyer y de otros y me dijeron que no mezclara política española con la autonómica ni con la europea.
En fin Ana, un artículo, como todos brillante y esclarecedor.
Ah! se me olvidava anda por ahí un tipejo llamado Faris Rachid que se dedica a comentar todas y cada una de las noticias que aparecen en medios digitales con los argumentos de los sequestrés, del comunista polisario y de dar voz a los vascos y catalanes. El Frente Polisario es la banda terrorista-separatista y toda esta bazofia que cual mosca cojonera esparce por ahí con una ortografía que causa pavor y con unas razones que son las de siempre.
Ahora ha montado en Cataluña una especie de Asociación o lo que sea con ciudadanos checos, rumanos, brasileños, catalanes, españoles (ja, ja) y marroquíes. Lo leí en la prensa el pasdo domingo. Asociación de amigos del sahara marroquí. Si te tomas la molestia de teclear su nombre en Google le verás el careto y las ideas. Tiene un par de blogs en los que no se puede comentar. Eso debe ser que está avanzando hacia la libertad de expresión.
Mucho me temo que detrás de este impresentable esté alguien del partido PSC en Cataluña que ya nos amenazó con azuzarnos a todo el colectivo inmigrado marroquí. Van a por todas y en todos los frentes.
Un abrazo.

Antònia P. dijo...

Y hoy releo y veo que por una interferencia con el catalán he escrito olvidava cuando debería decir olvidaba.
Rectificado queda.
Un saludo me voy a ejercer mi derecho al voto.

rachid dijo...

hola antonia pons ,soy el tal faris rachid el presidente de amigos del sahara marroqui en españa. solamente quieria darte las gracias por el comentario .un beso guapa

Compartir en redes sociales