Una mirada a África como tablero de la geopolítica internacional

lunes, 24 de octubre de 2011

SECUESTRO EN EL SÁHARA. ¿A QUIÉN PERSIGUE EL POLISARIO?


De izquierda a derecha, en una imagen distribuida por las redes solidarias con la causa saharaui: Mahjob Salek (Jafaf), presidente de Jat Chahid, con los miembros de la organización promarroquí Hiwar que cíclicamente organizan en Sevilla actos para promover los "logros realizados por Marruecos en materia de Derechos Humanos en las provincias de Sur" y defender la anexión del Sáhara a Marruecos.



La ministra Trinidad Jiménez ha puesto en duda las informaciones que atribuyen el secuestro de los cooperantes saharauis a una banda de Al Aqmi el Al Qaeda magrebí. Si en el resto de la región todo secuestro de europeo, sea español, italiano o francés se atribuye sin pestañear al bandidaje islamista, ¿qué novedad o variable juega en el caso del secuestro en los campamentos del Frente POLISARIO? Si no ha sido Al Qaeda, ¿quién ha sido? ¿A quién están persiguiendo los militares del Frente Polisario que dicen tener localizados a los secuestradores y secuestrados que ya han cruzado la frontera de Mali?


La respuesta quizás haya que encontrarla en la redacción enrevesada de las noticias relativas al caso dadas por la televisión bajo el control de Zapatero y Trinidad Jiménez, me referiero a TVE, claro. Ahí llevan todo el día refieriéndose al hablar de fuentes saharauis a la “oposición saharaui”.


Al principio parecía ser uno de esos eufemismos con los que el Gobierno de Zapatero y sus afines evitan llamar al Frente POLISARIO como lo que es, es decir, un movimiento de liberación que lucha por el derecho a la autodeterminación reconocido al pueblo saharaui por la ONU y frustrado por la invasión de un estado vecino, Marruecos. Valga el ejemplo de los compañeros que hoy han publicado sobre el tema aludiendo a los polisarios como “independentistas”, es decir, como etarras que quieren la independencia que no tienen por formar parte de un estado.


Pero cuando se va a la web de TVE y se leen los artículos que acompañan los vídeos (por ejemplo, este de aqui) resulta que no, que no es uno de esos giros semánticos con los que ocultar la verdad a la opinión pública española. Cuando dicen “oposición interna” no se refieren a la oposición saharaui contra los invasores marroquíes que están torturando, violando a las mujeres y asesinando a palos a jóvenes saharauis. No, se refieren a un supuesto grupo opositor que le ha salido al Frente POLISARIO y que llaman equívocamente “POLISARIO Jat Chahid”. Vamos, que a lo que nos está preparando Trinidad Jiménez es a la posibilidad de que los secuestradores sean unos discrepantes que lo que quieren es mostrar a la opinión pública española que el POLISARIO no es la única voz del pueblo saharaui, y menos de los campamentos de refugiados en Argelia.


Más vale que el POLISARIO acabe la persecución de los secuestradores y aclare el asunto o lo del cambio de semántica que le ha hecho el lifting a ETA va a ser nada comparado con el traje que le van a hacer el Gobierno de Zapatero al movimiento que la ONU reconoció como el representante del pueblo saharaui.Y no nos olvidemos que, aunque Trinidad le diga a los españoles que España ya no tiene nada que ver con el Sáhara, es una gran mentira, España sigue siendo la potencia administradora y, por lo tanto, la referencia para el resto de la comunidad internacional a la hora de tomarle el pulso al conflicto.


PD. El domingo, en el programa de Óscar Elía Mañú, “Por tierra, mar y aire” dimos un pequeño repaso a la situación en África. Se habló un poco de todo y, cómo no, no faltaron alusiones a Guinea Ecuatorial y la situación en el Sáhara Occidental y a las mentiras del Gobierno de Zapatero para justificar el apoyo descarado a Marruecos en un conflicto en que España debería cumplir el art. 73 de la Carta de Naciones Unidas y defender los intereses del pueblo saharaui (en la segunda parte, especialmente). Aquí os dejo el enlace: http://fonoteca.esradio.fm/2011-10-23/por-tierra-mar-y-aire-africa-35031.html

Compartir en redes sociales