Una mirada a África como tablero de la geopolítica internacional

viernes, 9 de diciembre de 2011

AL QAEDA NO QUIERE SABER NADA DEL SECUESTRO EN TINDUF

Al Qaeda del Magreb islámico no quiere que haya la mínima sospecha de que ha tenido algo que ver con el secuestro de los tres cooperantes que un grupo armado se llevó a punta de pistola el 23 de octubre de los campamentos del Frente Polisario en Tinduf, territorio de Argelia. Por eso ayer sus jefes se tomaron la molestia de divulgar comunicados y fotos cuyo objetivo es acabar con los rumores de que las víctimas de este rapto -dos españoles y una italiana- se encontraban en su poder con otro cinco europeos secuestrados en otros dos golpes de mano que los yahidistas sí han reconocido haber realizado en Malí los días 24 y 25 de noviembre.

Se acabó por lo tanto con los rumores difundidos especialmente desde la delegación en Bamako de la agencia de noticias francesa AFP sobre si el secuestro en Tinduf lo había realizado un rama de Al Qaeda infiltrada en el Frente Polisario. Se acabó también con la hipótesis de una misión yihadista que se habría atrevido a la osadía sin precedentes (en 36 años de conflicto saharaui-marroquí) que supone llegar desde Malí para llevar a cabo un ataque en el cuartel general del movimiento de liberación saharaui y volver a salir con prisioneros a bordo de uno de sus vehículos por la frontera de donde supuestamente habían llegado.

La pregunta inevitable ahora es: ¿si los tres cooperantes secuestrados en los campamentos saharauis no están con Al Qaeda, quién se los llevó ? Y, sobre todo, ¿quién los tiene retenidos? La respuesta quizás nos la estén preparando con la otra pieza del puzle que también se encajó esta semana (el lunes) con el anuncio de la detención de dos saharauis en Mauritania a los que las autoridades de Nuakchot han acusado de ser los responsables del secuestro en Tinduf.

3 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

Esto huele a encargo desde el primer momento. Creo que se contrató a unos sicarios que fueron los ejecutores con la intención de venderlos a los alqaedos y así avalar las teorías de que la zona es permeable al terrorismo islámico, como dicen los eminentes periodistas y politólogos alvarados y chemasgilis.
Sin embargo la jugada les sale mal porque los alqaedos prefieren franceses o eso dicen y ya tienen a unos cuantos. Tocante a las fuerzas argelinas y del POLISARIO pienso que les dejaron huir para proteger a los rehenes.
No deberímos perder de vista los móviles. ¿Son económicos o van más allá? Si sólo fuera cosa de pagar un rescate ya lo hubieran reclamado. ¿A quién beneficia este secuestro y qué consecuencias creían que iba a tener y que también ha salido mal? Miles de españoles están aún en los Campamentos.
Pienso que pronto veremos un feliz desenlace o eso quiero creer porque las noticias que se suceden así parecen indicarlo. Los secuestradores no saben qué hacer o sea sus patronos los han dejado con el culo al aire y ellos tienen montado un marrón que ya empiezan a comerse. Si es cierto que ayer abatieron a cuatro les está bien empleado y no me dan ninguna pena.
Un abrazo.

Ana Camacho dijo...

Querida Antònia. Efectivamente, estoy de acuerdo en que este secuestro tiene características y lógica propias. En cuanto a la huida, lo de dejarles huir, lo hay que excluirlo como el menos malo de los remedios ante una operación que los encontró en un claro fuera de juego por lo imprevisto y, sobre todo, desmovilizados para reaccionar y acortar distancias. Pero como habrás visto, he seguido el discurso en otra entrada. Buen fin de semana.

SAID dijo...

Fijaros que en todo este tiempo nunca han publicado ninguna foto de los cooperante y ayer día 13 la sacan porque el congreso empieza el 15 y de esta forma los marroquies se creen que somos tontos.Antonia ha acertado en el análisis del secuestro y la realidad de lo que ha pasado.felicidades

Compartir en redes sociales