Una mirada a África como tablero de la geopolítica internacional

martes, 28 de febrero de 2012

LA EXTRAÑA VISITA DE HILLARY CLINTON A RABAT

¿Qué fue a hacer Hillary Clinton a Rabat los dos días de visita que pasó allí? En Argelia está claro: en las pocas horas que pasó en la capital habló largo y tendido con el presidente de Argelia Abdelaziz Buteflika. Pero en Rabat ni se encontró con el rey Mohamed VI ni con el primer ministro Abdelilah Benkirane, el líder del partido Justicia y Desarrollo que ganó las elecciones en enero y con el que todavía no se ha visto cara a cara. ¿Estamos ante un feo marroquí a Hillary Clinton? ¿Un error al coordinar agendas? Quien recibió a Clinton en Rabat fue el ministro de Exteriores marroquí con el que la secretaria de estado hizo una aparición conjunta ante los medios. Pero, ya se sabe que, a la hora de tomar decisiones, los ministros pintan poco en Marruecos.


El rey y el primer ministro estaban camino de Doha en Catar donde el domingo se ha iniciado una conferencia internacional (con más de 350 delegados) del Comité de defensa de Al Quds (nombre árabe de Jerusalén) que preside el rey alauita. Benkirane ya dijo al comentar su desencuentro con la secretaria de Estado que para él es más importante Jerusalén que Hillary Clinton. Además, Mohamed VI había anunciado a bombo y platillo que iba a dar un solemne discurso en Doha que, efectivamente, ha llenado las primeras paginas de la prensa marroquí...Evidentemente, si alguien improvisó fue la secretaria de Estado y no Mohamed VI.


Cabe otra hipótesis, la de que el auténtico objetivo de Clinton fuese el encuentro con Buteflika visitando por primera vez, desde que es secretaria de Estado, la capital argelina. Entonces, lo de saltar seguidamente a Marruecos, no sería más que un paripé de cara a la galería. ¿Con qué fin? Por ejemplo, no herir susceptibilidades en Rabat, ni sembrar dudas sobre el alto valor que la amistad marroquí sigue teniendo para Washington pese a que ahora, cuando al pasar por el Magreb, haga escala en Argel.

3 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

¿Cabe una esperanza a medio plazo para nuestros amigos?
Ojalá. Ojalá. Ojalá.
Un abrazo.

Unknown dijo...

Mmmmmm, me gustaría creer en los Reyes Magos, pero es tan difícil sabiendo los intereses que perduran.
Inchalad!!
Besito.

Ana Camacho dijo...

Queridos, veo que os ha dado un ataque de optimismo. Por ahora solo añadir: continuará.

Compartir en redes sociales